Un estudio transgénero analiza la tasa de intentos de suicidio "excepcionalmente alta"



Uno de los estudios presentado alerta con los resultados obtenidos por otro estudio de hace años atras , titulado "Injusticia a cada Momento ("Injustice at Every Turn," 2011) el mayor a la fecha y que habla de una tasa de intentos de suicidio del 41% entre las personas transexuales y variantes de género, comparado con un 1.6% entre la población en general.






Investigadores de la "Asociación Estadounidense para la Prevención del Suicidio" ("American Foundation for Suicide Prevention") y el "Instituto Williams de la Escuela de Leyes de la Universidad de California" ("Williams Institute at UCLA School of Law") respaldan con estadísticas lo que la población trans ha conocido de primera mano todo este tiempo, que el riesgo de intento de suicidio es particularmente severo para las personas transexuales y variantes de género que han sufrido discriminación o violencia.


Entre las personas trans que se han quedado sin hogar debido a la discriminación en su contra por su identidad de género, el 69% dijo que han tratado de quitarse la vida. Entre aquellas que un médico se ha rehusado a atenderles por ser transexuales o variantes de género, el 60% han intentado suicidarse en algún momento de sus vidas, encontró el estudio.

Casi los dos tercios de los participantes en la muestra y que habían sido víctimas de violencia doméstica de parte de un miembro de la familia habían intentado suicidarse, también mostró el estudio. Los intentos de suicidio se volvieron menos comunes entre aquellas personas transexuales y variantes de género que dijeron que los lazos con sus respectivas familias se mantuvieron firmes después de que "salieron" del armario.





Sin embargo, "salir" del armario como persona trans lleva a un riesgo mayor, encontró el estudio: Las personas que le cuentan a todo el mundo que son transexuales o variantes de género, o que aseguran que los demás pueden siempre o casi siempre detectar que ellas son trans, muestran una mayor tendencia a los intentos de suicidio.

Los investigadores reportaron que para una persona ser reconocida como trans por los demás las convierte en un blanco fácil para sufrir más discriminación, colocándolas en una situación de mayor riesgo -un dato que confirma los resultados obtenidos en estudios previos.


Sufrir algún tipo de desorden mental aumenta las probabilidades de que una persona transexual o variante de género intente suicidarse, igual que lo hace el tener bajos ingresos o ser HIV positiva. Pero los investigadores dijeron que el dato que más les impactó fue encontrar que sin importar cuánto dinero ganaba una persona, que tanta educación tenía, o si estaban solteras o casadas, el riesgo de intentos de suicidio seguía siendo altísimo para las personas transexuales o variantes de género.


Incluso las personas trans que mostraban un riesgo comparativamente "bajo" en relación a otras personas trans, de un 30% a un 40% en el caso de las graduadas universitarias, de todas maneras seguía estando muy por encima del riesgo del 1.6% entre la población no trans.


Pero quizás lo más preocupante que forman parte de una tendencia más amplia en los Estados Unidos, que ve una cantidad desproporcionada de adolescentes y adultos transgéneros y transgéneros que no se conforman con el intento de suicidio.




Alarmante tambien y demoledor estudio fue el que publica el último número de la revista Pediatrics, que edita la Academia Americana de Pediatría, y que muestra que la tasa de intentos de suicidio entre las y los adolescentes trans es considerablemente mayor que entre sus coetáneos cis. El grupo en el que los intentos de suicidio son más numerosos es el de los chicos trans (el 50,8% reportan algún intento de suicidio), seguido de los adolescentes no binarios (41,8%) y de las chicas trans (29,9%).





El estudio analiza datos provenientes de la encuesta Profiles of Student Life: Attitudes and Behaviors, correspondientes a 120.617 adolescentes de edades comprendidas entre los 11 y los 19 años durante un periodo de tres años (desde junio de 2012 a mayo de 2015). Se trata de una macroencuesta de carácter general sobre las actitudes y la conducta de los adolescentes estadounidenses que entre otras muchas cuestiones recogía si los jóvenes habían cometido alguna vez un intento de suicidio (la respuesta era dicotómica y solo admitía «alguna vez» y «nunca» como respuesta, por lo que no hay datos sobre el número de «reincidentes»).




De forma global, un 14% de adolescentes reportaron haber intentado quitarse la vida alguna vez (la cifra puede parecer alta para alguien no familiarizado con la problemática, pero si se tiene en cuenta que el suicidio es la segunda causa de muerte entre los adolescentes estadounidenses, solo por detrás de los accidentes, no lo parece tanto). Y aunque menos del 1% se identificaron cono trans, el alto número de encuestados permite que el análisis en este grupo tenga valor. El grupo de chicos trans (para que no haya dudas: chicos a los que en el nacimiento se les asignó el sexo femenino) es el que admitió una mayor proporción de intentos de suicidio: mas de la mitad (el 50,8%) lo habían intentado. El siguiente grupo fue el de los adolescentes no binarios, es decir, aquellos que no se identifican exclusivamente como chico o como chica (el 41,8% lo había intentado). Le seguían las chicas trans (29,9%), aquellos adolescentes que en ese momento se preguntaban por su identidad («questioning», un 27,9%), y finalmente las chicas cis (17,6%) y los chicos cis (9,8%).



Los terapeutas están de acuerdo que la persona diagnosticada transexual, debe recibir siempre el apoyo psicológico, con acompañamiento y seguimiento de por vida. Y lo más importante que debe incluirse a familiares que conviven en su entorno y de tener pareja sentimental,





15,Diciembre 2020

Urbana Trans

880 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo