Los gobiernos no han protegido a las personas trans del asesinato ni de la COVID-19





Entre 2008 y 2020 han aumentado cada año los asesinatos de personas trans y de género diverso. En el año transcurrido hasta el 30 de septiembre de 2020, fueron asesinadas en todo el mundo 350 personas trans y de género diverso.



La pandemia también ha revelado cómo los años de discriminación han empujado a muchas personas trans a la marginación, haciéndolas vulnerables a los estragos económicos de la COVID-19.

Durante la pandemia. Sus testimonios dejan claro que los sistemas económicos, de empleo y de salud establecidos de todo el mundo marginan a menudo a las personas trans de maneras únicas.



En India, Bangladesh y Pakistán, las mujeres trans, conocidas culturalmente como khwaja siras o hijras, están excluidas de muchas oportunidades de educación y de empleo, y a menudo se ganan la vida desempeñando funciones ceremoniales en bodas y nacimientos, como trabajadoras sexuales o mendigando.




Cuando se impusieron medidas de confinamiento en estos países, este tipo de trabajos se paralizaron por completo. Activistas trans de las regiones paquistaníes de Punyab y Sind dijeron a Amnistía que conocían a mujeres trans que, tras la imposición del confinamiento, dejaron de poder pagar el alquiler y se habrían quedado en la calle de no ser por apoyo de otras mujeres y activistas trans.






En países del sudeste asiático, donde los principales medios de vida de las mujeres trans de la región son el trabajo sexual, la participación en concursos de belleza y las actuaciones en diversos locales de ocio. La distancia social y las medidas de confinamiento afectaron a todos estos sectores y las mujeres trans se quedaron sin ingresos de la noche a la mañana.





En las Islas del Pacífico, como Samoa, Tonga y Fiyi, la mayoría de las mujeres trans —conocidas culturalmente como leiti, faʻafafine, vakasalewalewa, fakafefine y palopa en las diferentes islas— trabajan en el sector hostelero. Joey dijo que las mujeres trans perdieron su empleo masivamente cuando dejaron de llegar visitantes a las islas debido a la pandemia.






Es evidente que los obstáculos que afrontan históricamente las personas trans para trabajar han dejado a muchas de ellas en situaciones precarias. La pandemia está siendo devastadora económicamente para millones de personas, pero ha afectado en especial a quienes están excluidas del mercado laboral debido a la discriminación y el odio.

No debería hacer falta una pandemia para llamar la atención sobre esto, ahora los gobiernos deben actuar para garantizar que las personas trans tienen igualdad de acceso al empleo y a la seguridad social.




Ante la inexistencia de ayudas oficiales y de planes de incentivos específicos, muchas personas trans han tenido que recurrir a la ayuda de otros miembros de la comunidad trans o de la comunidad LGBTI en general. Hay algunos ejemplos alentadores de activistas y comunidades trans que se han unido en esfuerzos locales para ayudar a quienes más lo necesitan.


Las formas de discriminación que afectan a muchas personas trans: el 79% de las personas trans asesinadas en Estados Unidos eran racional y el 62% de las personas trans asesinadas de profesión conocida eran trabajadores/as sexuales.

A pesar de que estas cifras son terribles en sí mismas, no captan toda la magnitud de los abusos que se perpetran a diario contra muchas personas trans.Las muertes han aumentado con la pandemia


La ONG alerta, además, de que el número de estos asesinatos está AUMENTANDO CON LA PANDEMIA DE LA COVID-19 , Según el recuento elaborado por la propia organización, en estos primeros seis meses de 2020 se han producido 18 crímenes como el de personas transgénero, la mayoría de raza negra. De seguir esta tendencia, se cerraría este año con 36 asesinatos, frente a los 27 de 2019, los 22 de 2018, los 25 de 2017 y los 21 de 2016 y 2015.

"El entorno aislado, así como los numerosos factores estresantes financieros y adicionales que trae [la pandemia] crea un mayor riesgo de violencia en la pareja, un riesgo que es mucho más alto para las personas LGBTQ", explica la Directora Legal de la organización, Sarah Warbelow en un comunicado.




El mismo diagnóstico realiza el presidente de la Campaña de Derechos Humanos,

"Las mujeres transgénero que no son de raza blanca viven una crisis y, dentro de este colectivo, especialmente las mujeres transgénero negras", asegura en un comunicado. "La intersección tóxica entre el racismo, el sexismo, la transfobia y el fácil acceso a las armas conspiran para negar a tantos miembros de la comunidad transgénero el acceso a la vivienda, el empleo y otras necesidades para sobrevivir y prosperar", añade David, que llama a la "necesidad urgente de actuar en todos los frentes para poner fin a esta epidemia: desde los legisladores y las fuerzas del orden hasta los medios de comunicación y nuestras comunidades".




16,Diciembre 2020

Urbana Trans

1,043 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo